Fin del Sorteo y Ganador

Hola, después de pensarlo y repensarlo; de votarlo miles de veces hemos decidido al ganador.
Todos los correos han estado genial y la verdad es que nos ha encantado la experiencia de el sorteo y esperamos hacer otro pronto ( ya lo pensaremos ).
Espero que nadie se enfade por el resultado ( eh Gerard ) y ha costado mucho y como después de veinte veces escogimos tres, de los tres cogimos dos y como no nos decidíamos la ultima palabra la tuvo nuestro profesor de lengua.
La ganadora debe enviarnos un correo con su dirección, y lo siento a la segunda ya que me encanto y me enamore de su correo ( bueno esque hablo de mi amor "Will Herolade" ). La segunda tendrá una ayuda en el proximo sorteo del blog ( que esperamos hacer pronto ).

La ganadora es...
Tatania Herrero 

Y la segunda es...
Angie C. Joya

Felicidades a la ganadora =) !!! Esperamos que te gusten los libros , y a los demás lo siento esperamos que participéis en el proximo sorteo =)

Os dejamos el texto ganador y el segundo también.

1º Mi chico ideal 
Un paseo solitario me llevó hasta el centro de la ciudad, las hojas de los árboles caían al suelo, cubriendo el asfalto de un rojo intenso. Acaba de volver de una cita frustrada: un café fantástico con una compañía desagradable. Volvería a casa sola, como siempre. Tal vez era demasiado exigente, tal vez debería conformarme con menos. ¿Es que nunca encontraría a nadie adecuado para mí? ¿Era una quimera encontrar a un chico que fuera como yo deseara? Una vez un gran sabio dijo que cada uno tenía su media mitad en algún lugar en el mundo. La mía debía estar bien escondida.  Llegué a una solitaria plaza, rodeada de árboles rojizos. En el centro, una fuente; y a su lado, una parada de bollería. Me aproximé decidida a superar mi pequeña crisis con una gran dosis de chocolate. Ante el pequeño aparador, dos dependientas me sonrieron. Una se giró a un lado para atender a otro cliente mientras que su compañera me dedicaba un saludo. Arrasé con todo lo dulce, me lo llevé en una bolsa y me senté en un banco mientras lo engullía.  Sin embargo, no impidió que volviera a darle vueltas al asunto. Yo solo quería a alguien que me quisiera, que estuviera por mí. ¿Tan difícil era aquello? No buscaba a nadie sacado de una revista, con ojos de un intenso azul ni con una sonrisa de portada. Sólo buscaba a alguien que me hiciera sentir que servía para algo, que me quisiera con mis pros y mis contras. Alguien que me amara. Alguien con quien reír en los mejores momentos y con el que desahogarme en los peores.  Me había pasado la vida fantaseando con aquellos grandes hombres protagonistas de grandes libros: Quería sentirme tan protegida como Jace hacía sentir a Clary; quería sentir las cosquillas en el estómago cada vez que Hermione veía a Ron tontear con otras; quería sentir, en mi propia piel, el apasionado beso que le dio Noah a Echo. Pero yo jamás podría sentir todo aquello, tendría que conformarme con vivirlo a través de otros. Los flechazos no existían, y eso del amor, parecía algo inalcanzable. Al menos, para mí. Me levanté del banco, me coloqué bien la chaqueta, y fui en dirección a casa: me daría un buen baño de espuma y me olvidaría de todas aquellas fantasías. Noté dos golpecitos en la espalda y un apagado “Disculpa, se te ha caído esto”. Me giré. Un chico había recogido mi bufanda del suelo, que se me habría debido caer al levantarme, y había salido en mi busca. La recogí agradecida. Él me miró directamente a los ojos y, dedicándome una sonrisa, me invitó a ir a tomar algo. Sumergida en esos preciosos ojos marrones, me di cuenta que por fin lo había encontrado.

2º Chico Ideal 
Mi chico ideal es alto, pero no demasiado; está en buena forma, pero no parece un gorila. Tiene el cabello el cabello negro como la noche y ojos azules como el mar, justo como Will Herondale. Le gusta leer, y suele citarme pasajes de sus novelas favoritas; me consuela por la muerte de mis personajes favoritos, porque sabe que son una parte de mi. Sus ojos esconden muchas cosas, muchos sentimientos: alegría, tristeza, dolor; está roto, y yo ayudaré a que las piezas vuelvan vuelvan a estar juntas. El físico no es muy importante para, pero no puede ser más bao que yo, pues ya de por sí soy enana. Los ojos azules son una buena oposición para los míos, pues son oscuros como la muerte. Si no es lector, queda descartado, pues solo un lector entiende el motivo de mis tormentos personales; y si es lector, citará personajes y entenderá mis citas, sería una linda relación. Los ojos azules son muy expresivos para quienes se toman la molestia de aprender a leerlos. Las personas rotas necesitamos otro corazón roto para sanar, y para que nos ayude a sanar. Mi chico ideal es metalero, arrogante y egocéntrico; pero a la vez, amable, tierno y especial. Además, debe ser inteligente y valiente, pues una mente sana y una voluntad de oro son unas de las características más atrayentes. Mi chico ideal recoge características de muchos personajes literarios, tales como Percy Jackson, Harry Potter, Tobías Eaton, Alexander Lightwood, Troy Tatterton, y muchos más; pero sus características son principalmente de Will Herondale. ¿Por qué, con tantos chicos rubios, atentos, tímidos y felices, escojo al demonio de orbes color zafiro? Por una simple razón, es perfectamente imperfecto. Will Herondale se robó mi corazón con desde que apareció por primera vez en Ángel Mecánico. A pesar de todo lo que ocurrió en el primero y segundo libro, no pude odiarlo, porque sabía que detrás de esa máscara de confianza y arrogancia, estaba un alma torturada y rota, y no me equivoqué. La forma en que trataba a Tessa, la forma en que ella describía su sonrisa y su mirada, la forma en que mostraba su afecto a Jem, la forma en que protegía a Cecily, su sarcasmo y sus burlas hacia Gabriel Lightwood, y todo lo demás de él me robaron el aliento y el corazón. Por eso mi chico idea debe parecerse a Will Herondale, porque yo no soy Tessa Gray, y el tampoco será Will Herondale, pero seríamos el complemento perfecto y lo más parecido a la literaria pareja que jamás ha existido.

Besitos de Amparo y Nur!